Idiomas:

¿Qué es y a quién está dirigido?

La coordinación de seguridad y salud es una actividad especializada, con procesos de trabajo propios y radicalmente distintos de otras actividades del sector de construcción.

Ante la disparidad de criterios y exigencias que se le aplican a las empresas que realizan esta actividad, sean o no especializadas, desde ECSYS se ha creído oportuno establecer un protocolo unifi cado de acreditación de
empresas en la actividad de coordinación de seguridad y salud.

El protocolo para la acreditación de empresas en esta actividad es una iniciativa de buena voluntad del gremio para fomentar su autorregulación, según las directrices generales de la Unión Europea.

En todo momento ha de entenderse que esta acreditación será voluntaria y debe cumplir con los requisitos de libre competencia establecidos por la Ley 15/2007, de 3 de julio, de Defensa de la Competencia.

El objeto de este protocolo es recopilar los requisitos generales que debería cumplir una empresa para poder acreditar su capacidad para realizar coordinación de seguridad y salud.

A diferencia de otros procesos de acreditación, que pueden ser complementarios al aquí descrito, en este protocolo no se valoran criterios de solvencia económica ni fi nanciera, sino que se recopilan los principales
criterios objetivos a nivel de recursos humanos, materiales y de producción, que son exigibles a las empresas que realicen dicha actividad.

Este protocolo podrá ser aplicado a cualquier empresa, independientemente de su forma jurídica, que realice trabajos de coordinación de seguridad y salud para acreditar su capacidad de realizar esta actividad.

El ámbito de aplicación del protocolo de acreditación de empresas en la actividad de coordinación de seguridad y salud es todo el territorio español.

La acreditación obtenida siguiendo el proceso descrito en el presente protocolo tendrá validez en todo el territorio español, independientemente del sector en el que opere la empresa o de la Comunidad Autónoma en la que tenga su sede principal.

De forma complementaria, podrá emplearse la acreditación obtenida como referencia de la empresa para presentar en otros países, aunque en este caso deberá someterse siempre a la aplicación de la normativa y legislación propias del país de destino.

El proceso de acreditación tendrá una validez máxima de 5 años, expirando siempre el 31 de diciembre del año que corresponda.

La acreditación se revisará anualmente, mediante un proceso de certificación anual.

Como resultado de la acreditación y las certifi caciones anuales se emitirá un certifi cado en cinco idiomas (español, inglés, francés, portugués y alemán) en el que con constarán los requisitos que la empresa cumple para desarrollar esta actividad, conforme a lo expuesto en el presente protocolo.